EL VUELO DEL ÁGUILA I

EL VUELO DEL ÁGUILA Parte I
Significado del símbolo del águila
Por apóstol Daniel Guerrero
Uso del símbolo del águila en las naciones e imperios de la tierra
Águila romana/Aquila en latín
Antes de proseguir con nuestras crónicas en los montes y en las puertas donde el Señor me ha dirigido a interceder, considero que debemos detenernos en la simbología del "águila", tanto en las Sagradas Escrituras como en la historia de las naciones, especialmente en los reinos e imperios de la tierra.
Y otra vez, traigo a colación la importancia de conocer y entender el lenguaje profético que hay a través de los símbolos, de los cuales, vamos a ver más adelante, el águila ha sido, es, y será una figura clave.

EL ÁGUILA EN LAS SAGRADAS ESCRITURAS
Pero antes que vayamos al estudio del símbolo del águila en las religiones y civilizaciones antiguas, vecinas a Israel o Judá, veamos que nos dice la Biblia sobre esta ave y lo que ella pudiera significar.

En el Antiguo Testamento
La primera referencia que encontramos en la Biblia, la encontraremos en Éxodo 19:4, en donde Dios le dice al pueblo, a través de Su siervo Moisés, cómo Él actuó contra los egipcios y cómo los sacó de Egipto y "cómo los tomé sobre alas de águilas, y los he traído aquí".  Leyendo la historia de la salida de Israel de Egipto uno se pregunta ¿en qué momento nosotros vemos a Dios sacando a Su pueblo sobre "alas de águilas"?  Y la respuesta es simple: en ningún momento; así que, es claro aquí, que nos enfrentamos a una ilustración, a un lenguaje simbólico QUE DIOS MISMO USA, para describir un acontecimiento histórico.  Es decir, Dios está describiendo un acontecimiento en el mundo espiritual, mientras sacaba a Su pueblo de Egipto, con una simbología que describe lo que sucedió en el mundo terrenal.  Y está diciendo esto, mientras está con Moisés en la cima del monte Sinaí, en las alturas.

La segunda referencia, es que en los mandamientos y ordenanzas sobre alimentos puros e impuros (comestibles y no comestibles), el águila aparece como una ave impura, no comestible (Lv. 11:13; Dt. 14:11-12).  Es un ave que debe ser considerada como "abominación" (acción mala, condenable, aborrecible) o inmunda, no limpia.  En zoología, el águila es considerada un ave extremadamente hábil cazando; un ave depredadora.

La tercera referencia, la encontramos entre las maldiciones a la desobediencia del pueblo a los mandamientos, estatutos y ordenanzas que Dios dejó en la Toráh, en la que Él promete que traerá "una nación de lejos, del extremo de la tierra, que vuele como el águila", contra Su pueblo Israel (Dt. 28:49).  Esto contrasta en extremo con lo que Él declara que sacó a Su pueblo  "sobre alas de águilas", y aquí promete que traerá una nación extranjera, lejana, del extremo de la tierra, que vuele como el águila.  Traigo esto a colación porque ilustra claramente el doble significado que puede tener un símbolo en el lenguaje profético de Dios.  Un mismo símbolo puede tener un significado positivo y otro negativo, y a eso nos vamos a exponer vez tras vez, y por tal razón, deberemos ejercer discernimiento espiritual para poder interpretar correctamente lo que Dios está diciéndonos.

La cuarta referencia, se encuentra en Deuteronomio 32:11, en un cántico profético de Moisés, en el que describe a Jehová como un águila sobre su nido, que cuida a sus polluelos, los proteje y los lleva sobre sus plumas, por lo cual Él es el guía de Su pueblo.  Aquí ya se relaciona al águila con lo profético, con el espíritu de la profecía y su objetivo: alimentar, consolar, guiar a la batalla, dar dirección y visión (1Cor. 14:3).

La quinta referencia, se encuentra en 2Sam. 1:23, en otro cántico profético, pero en esta oportunidad cantado por el rey David, en el que relaciona a las águilas con los leones, las primeras como aves que señorean en el cielo y los últimos como bestias que señorean en la tierra; las primeras vuelan ligeras, y por lo tanto con rapidez, y los segundos son fuertes y atacan con ferocidad.  Esta misma relación, entre el águila y el león, la veremos en otros contextos, con significados diferentes. 

Luego, encontramos su uso para ilustrar situaciones de la vida (Job 9:26; Pro. 30:17-19; Dn. 4:33; Miq. 1:16); para describir sus propios hábitos (Job 39:27-30); y para describir a las riquezas (Pro. 23:5).

También podemos ver que se usa el símbolo del águila, para describir al creyente, quien con la ayuda de Dios se puede renovar (Sal. 103:5); y se  puede revitalizar (Is. 40:30-31).

Y se usa en el discurso profético para describir cómo actuarán los enemigos invasores del pueblo de Dios (Jer. 4:13; 49:15-18; Jer. 4:19; Ez. 17:3-12; Os. 8:1-3; Hab. 1:8); pero también se usa para describir cómo Dios mismo actuará contra los enemigos de Su pueblo (Jer. 48:38-42; 49:22; Abd. 4).

En la revelación apocalíptica se describe una de las apariencias cambiantes de los querubines (seres vivientes) como de águila (Ez. 1:10; 10:14-15;  ); y también se describe a una de las potencias imperiales mundiales como un "león con alas de águila", para referirse a Babilonia (Dn. 7:4).  Más adelante, veremos los significados, usos y atributos que se les da al águila en el culto al poder o monumentos de centros de poder.

En el Nuevo Testamento
Jesús usa una referencia del A.T. (Job 39:30) para describir al evento profético del rapto, que acontecerá en Su segunda venida: "porque dondequiera que esté el cuerpo muerto, allí se juntarán las águilas (polluelos del águila, Mt. 24:28; Lc. 17:37), indicando que cuando Él se manifieste todos los santos se reunirán con Él, lo cual concuerda con lo que el apóstol Pablo también enseña (1Tes. 4:17).

Y así como en el A.T., en el Apocalipsis, se describe una de las apariencias de los querubines como de águila (Ap. 4:7).  Y al pueblo de Dios, se le describe como una mujer que está en el desierto, a la que se le dan "las dos alas de la gran águila", para que pueda escapar de la serpiente (dragón) que la persigue.  Y aquí encontramos un misterio: ¿a cuáles "dos alas de la gran águila" se referirá aquí?  La única mención a "grandes águilas", que podemos encontrar en la Biblia, es en otro pasaje apocalíptico del A.T., en Ezequiel 17:1-12, para referirse al reinado de Babilonia y a Jehová (Ez. 17:22-24), que está en sintonía con la primigenia revelación de Dios como un águila (Éx. 19:4; Dt. 32:11).  Y otra vez, podemos observar en el pasaje de Ezequiel 17, cómo en las mismas  Escrituras, un mismo símbolo puede ser usado para ilustrar algo/alguien bueno o malo.

CONCLUSIÓN
En este breve estudio del significado del símbolo del águila en las Sagradas Escrituras podemos concluir que:
1.  Se usa para describir las acciones buenas (a favor de Su pueblo) o malas de Dios (contra Sus enemigos).
2.  Se usa para describir al creyente en su relación con Dios y Sus promesas
3.  Se usa también para describir a los enemigos del pueblo de Dios, especialmente a los grandes imperios.
4.  También se usan sus conductas o acciones, para ilustrar eventos o situaciones de la vida.
5.  Y se usa para describir la apariencia de seres espirituales de alto rango: a "los seres vivientes" protectores de la gloria de Dios, es decir a los querubines.

En una próxima entrega, trazaremos el "vuelo del águila" desde los comienzos de los anales de las civilizaciones antiguas hasta nuestros días.  Si desea proseguir con la Segunda parte, haga click aquí.


ARTÍCULOS RELACIONADOS:
El vuelo del Águila II
El vuelo del Águila III
El vuelo del Águila IV
¡Cae la puerta del Águila!
El nido del Águila
La ciudad del Águila I


¡CAE LA PUERTA DEL ÁGUILA!

¡CAE LA PUERTA DEL ÁGUILA!
Por apóstol Daniel Guerrero

Después que nuestro equipo misionero fue al palacio de Carlos V, en la Al-Hambra, se nos hizo claro que estábamos ante algo mucho más grande de lo que nosotros mismos hubiéramos podido imaginar.  Y confirmamos todos que, antes de hacer cualquier acción, debíamos hacer oración en los cuatro montes restantes que el Señor me había indicado.  Y entendíamos que nuestra guerra contra el espíritu del águila-negro en Europa apenas comenzaba...

Para hacer corto el testimonio y no dar mayores detalles de una situación muy incómoda e inesperada, tuvimos que tomar la decisión, junto con los líderes de nuestra iglesia y agencia misionera, de iniciar un nuevo proyecto de fundación de iglesias en Granada; ya que básicamente, entre otras cosas, diferíamos seriamente sobre el valor e importancia que el pastor español, con el que trabajábamos, le daba a la oración, un punto que para nosotros era crucial y fundamental para poder desarrollar una efectiva labor misionera y ministerial, especialmente en un ambiente socio-cultural tan hostil y resistente al Evangelio como lo ha sido España.

Y en ese proceso de cambio, aconteció lo inimaginable.  ¡Un terremoto de 6,3 grados en la escala de Richter sacudió la ciudad del Águila (L'Aquila)!  Esta ciudad queda a 50 kms. de Roma.  Los reportajes señalan que el casco histórico de la ciudad quedó devastado y no hubo ni una sola iglesia católica que no hubiera sido dañada por el terremoto.  Alrededor de 308 personas murieron, 1,500 personas resultaron heridas y más de 65,000 personas quedaron sin hogar, en una ciudad de más de 73,000 habitantes.

En un primer momento descarté la idea que pudiera haber algún tipo de conexión entre nuestros actos de intercesión profética en la Puerta de Granada: la Al-Hambra, donde reprendimos, pisamos y hollamos al espíritu del águila negro (del escudo de Carlos V), y la ciudad del Águila (L'Aquila) en Italia.  ¡Era demasiado!  No podía creer que el terremoto fuera consecuencia de nuestra intercesión contra el espíritu de la Gran Ramera, el espíritu que guía y sostiene al sistema babilónico mundial, representado por el símbolo del águila negro.

Pero esa no sería la única "coincidencia".  El terremoto en la ciudad italiana del Águila sucedió exactamente cuatro (4) meses después de nuestra intercesión en la Al-Hambra (diciembre 2009-abril 2010), dos miembros de nuestro equipo misionero habían vivido por cuatro (4) años, en esa región del Ambruzzo, donde está ubicada la ciudad del Águila.  Y veremos más adelante, cómo el número cuatro (que representa el mundo terrenal o de dominio terrenal) se repite y es recurrente en esta experiencia de intercesión misionera.

Sin embargo, para no darle rienda suelta a mi imaginación, guardé silencio y no le comenté nada al equipo.  Pero días más tarde, Alexander (miembro del equipo que vivió en la región del Águila, en Italia) me preguntó si no me había parecido mucha coincidencia que hubiéramos orado contra el espíritu del águila negro y luego a los cuatro meses hubiera acontecido el terremoto en la ciudad del Águila, en Italia.  Le dije que sí y me abrí a él y luego al equipo; y decidimos iniciar una investigación sobre esta ciudad y su posible relación con la Al-Hambra, además del símbolo del águila.

Alexander y su esposa Benny trataban de recordar posibles conexiones, pero no dábamos con algo concreto y contundente, que realmente conectara a ambas ciudades.  Pero poco a poco, empezaron a caer o a llegar gotas de revelación, de conocimiento, que nos indicaban que sí debía haber una conexión, una fuerte y profunda conexión, pero todavía no la teníamos...

A los pocos días del terremoto, el actual papa Benedicto VI visitó la ciudad del Águila no para una "visita oficial papal", sino para visitar la tumba de otro papa, Celestino V, que había sido enterrado en una basílica de la ciudad.  Este papa, duró poco en su cargo, tan solo cuatro (4) meses, pues renunció, según dicen los cronistas, por causa de la corrupción moral y espiritual que encontró en Roma.  Sin embargo, su sucesor, Bonifacio VIII, poco después lo mandó a encarcelar y más tarde apareció misteriosamente muerto...  Pero Benedicto XVI fue a la tumba de Celestino V a pedirle perdón, a honrar su nombre y a liberarlo de todo daño hecho contra su nombre y su ministerio.  ¿Eso por qué?  ¿Qué sabía el papa Benedicto XVI sobre Celestino V, que le urgía visitar su tumba, a pesar que la ciudad todavía seguía temblando, entre ruinas?

Pero en julio ocurriría la explosión de revelación que estábamos esperando.  El papa Benedicto XVI proclamaría su primera bula "Caritas in veritate" (amor en verdad), el 7 de julio del 2009 (07-07-09), un día antes del inicio de la Cumbre del Grupo de los Ocho (08 al 10 de julio del 2009), la cumbre de los líderes de las naciones con las economías más poderosas y crecientes del mundo, es decir, una reunión de los poderosos de la tierra, con los líderes de las cinco naciones con economías emergentes del Tercer mundo (Brasil, India, China, México y Suráfrica).  ¿Qué hacían los poderosos de la tierra en una ciudad en ruinas?  ¿Por qué hacían esa reunión en esa ciudad destruida, que todavía sufría de réplicas?

Presidente español visita L'Aquila
La gran respuesta vendría el viernes diez (10) de julio (7), cuando el presidente de España le anunció al Primer ministro italiano, que España (que para ese entonces estaba iniciando una de las peores crisis económica que haya vivido) donaría a Italia ¡40 millones de Euros!  ¿La causa? Para la restauración de un fortaleza en la ciudad del Águila.  ¿El nombre de la fortaleza?  Fortaleza del Águila o también conocida como la Fortaleza española (s. XVI).  ¿Quién la construyó?  El rey-emperador Carlos V.  ¿Cuál fue la figura geométrica usada para la construcción de esta fortaleza?  El cuadrado (cuatro puntas que indican los cuatro puntos cardinales de dominio terrenal.  ¡Dos fortalezas cuadradas, en dos naciones, edificadas sobre dos montes, por el mismo rey-emperador católico romano: Carlos V, cuyo símbolo era el águila negro bicéfala!

Vista aérea: Fortaleza española en la ciudad del  Águila, Italia
¡La Puerta del Águila había caído!  Y otra Puerta de revelación se abría, en otro monte, en otra nación.  ¡Allí estaba la conexión histórica y espiritual que buscábamos!  Y que sabíamos que tenía que haberla, pero no nos había sido revelado todavía, sino en el tiempo perfecto de Dios.  A raíz de este descubrimiento de este tesoro y de este secreto, se abrió un río de revelación, que hasta la fecha no cesa de sorprendernos, y que en próximas entregas les daré a conocer, conforme a la instrucción que he recibido del Señor.

Hasta la próxima entrega...  ¡Las sorpresas apenas comienzan!

ARTÍCULOS RELACIONADOS:
La ciudad del águila VI
La ciudad del águila I
El vuelo del águila I
El vuelo del águila III
El vuelo del águila IV

PALACIO DE CARLOS V

EL PALACIO DE CARLOS V, EN LA AL-HAMBRA, GRANADA
Por Apóstol Daniel Guerrero

El sábado 17 de enero el equipo misionero con el que trabajaba en Granada, fuimos al palacio de Carlos V, en la Al-Hambra, para hacer una caminata de oración para bendecir a la ciudad y para destruir toda obra del reino de las tinieblas, que desde ese lugar se haya pactado o realizado en siglos pasados y como parte del proceso de oración por la ciudad, que el Señor nos dirigió a hacer al llegar a Granada.

Esta caminata de oración nos expuso aún más con la simbología de cultos de secretos de influencia greco-romana y el uso profuso de la geometría sagrada, como medios de control de poderes espirituales, para el logro de metas e intereses políticos-religiosos.

He decidido compartir la Crónica que hice para reseñar esta actividad tal cual como la escribí en esa oportunidad, con algunos cambios necesarios, para ajustarlo a este medio.

Crónica del sábado 17 de Enero del 2009

Ese sábado el equipo fue a la Al-Hambra, específicamente para hacer oración en el palacio de Carlos V, conforme a lo que el Señor nos dirigió en la última visita que hicimos Josué y yo a la fuente o pilar de Carlos V (Ver Crónica del 12-12-2008).

 
En esa última visita, el Señor me mostró la importancia que subiéramos en esta oportunidad juntos como equipo, para orar dentro del palacio.  Lo interesante fue que Él me dio una visión de cómo orar, aunque personalmente nunca había entrado a ese palacio.  La imagen que puso en mi mente era que teníamos que colocarnos en los cuatro puntos cardinales (pues así intuí que había sido edificado) y quebrantar cualquier pacto u obra de las tinieblas que hubiera sido proferido o ejecutado en ese lugar.  En mi mente, veía claramente cómo quería el Señor que oráramos, pero realmente no sabía si podríamos hacerlo.

Antes de entrar al palacio, nos reunimos en el lado norte del palacio, junto a unos cañones que se encuentran cerca de un muro.  Estando allí, le expliqué nuevamente al equipo, lo que hasta esa fecha el Señor nos había dicho y mostrado a Josué y a mí, lo que íbamos a hacer y cómo entendía que el Señor quería que lo hiciéramos.  Oramos juntos, nos cubrimos con la sangre de Cristo, nos colocamos la armadura de Dios y pedimos ciencia, sabiduría y revelación para todo lo que el Señor quisiera hacer o decirnos durante esta jornada de oración.

Sin embargo, unos cuantos miembros del equipo no habían ido todavía a la fuente de Carlos V y querían visitarla antes de entrar al palacio.  Y en vista que personalmente no sabía ni siquiera si podríamos entrar o si tendríamos que pagar para entrar, les dije que ellos fueran a la fuente de Carlos V, mientras yo iba al palacio para informarme sobre si estaba abierto y si teníamos que pagar para entrar.

Fui al palacio y me enteré que la entrada era gratuita, y entonces vino la sorpresa de las sorpresas… el interior del palacio era redondo y los cuatro puntos cardinales estaban explícitamente señalados, pues en el patio interior hay un gran círculo con una cruz interior que señala los cuatro puntos cardinales.  Eso me impactó mucho, pues todavía para ese momento, antes de entrar, tenía la duda sobre cómo íbamos a poder identificar los puntos cardinales, para poder orar como el Señor me había indicado.  Pues, ¡la realidad superó mi imaginación!, ya que todo estaba expresamente señalado, ¡hasta había un punto central en el círculo, tal como lo había visto en la visión que el Señor me dio antes de ir al palacio!

En la foto arriba, pueden apreciar una vista aérea del palacio.  Y en la foto de abajo pueden ver el patio interior del palacio y la puerta al fondo indica la dirección oeste.  .

 Ya no había ninguna duda en nosotros, este palacio, como muchas otras edificaciones dentro de la fortaleza de la Al-Hambra, fueron construidos con la clara intención de manifestar el deseo de control de poderes terrenales y espirituales, que abarcan tanto a la ciudad, la nación como el mundo entero.  El cuadrado como símbolo del dominio terrenal (mundo material) y la circunferencia como dominio celestial (mundo espiritual).

Según la investigación que hemos realizado, este palacio es el primero de influencia renacentista y su influencia de simbología y geometría greco-romana es más que evidente en todo su interior y exterior.

También salta a la vista la profusión del uso de columnas jónicas y dóricas, para indicar los elementos masculinos y femeninos del mundo material-espiritual (unión cósmica), para atraer y/o controlar poderes o entidades espirituales.

Una vez adentro, miembros del equipo se colocaron en cada punto cardinal indicado en el piso del patio y uno en el centro.  Luego, según la dirección de las agujas del reloj (tiempo), comenzamos a rotarnos y ubicarnos en cada punto, para atar y destruir toda obra oculta de las tinieblas y desatar la bendición de Dios sobre la ciudad e interceder para que el reino de Dios sea establecido en la ciudad y en todas las naciones.


Otro aspecto que nos llamó poderosamente la atención es que sobre cada columna en el patio habían dos cráneos de toro (ver foto a la izquierda); y a sus lados, íconos como de ruedas floreadas de carruaje. 

Estos símbolos los dejamos para posteriores investigaciones, para identificar su significado y uso en esta edificación.  Pero todos prácticamente tuvimos la impresión que se trataba de algún uso ocultista o pagano.  Personalmente he investigado un poco, y hay mucho trasfondo del toro en las culturas egipcias, griegas, cretenses, hititas y romanas(1).  Y en base a esta breve investigación, pude encontrar que los cráneos de toro pudieran ser usados aquí como representación de ofrendas al culto del dios sol (Baal, Júpiter, Zeus).  Las ruedas floreadas pudieran indicar dos significados: 1. La rueda del tiempo.  2. La rosa de los vientos (ver ilustraciones abajo).  O quizás la combinación de ambos, de allí la rueda floreada.  Y sus rayos indicarían los conocidos ocho puntos cardinales. Es conocido el uso ocultista de la “rosa de los vientos” como medio de invocación de los espíritus y “poderes terrenales” (tierra, agua, viento y fuego) dentro de una circunferencia.  Y el uso de la rueda del tiempo, como medio de control de los espíritus o dioses que “soplan y gobiernan” el correr del tiempo sobre la creación.  Pero este será un tema que requerirá confirmación y mayor investigación en el futuro.  Por ahora podemos concluir que hay una clara relación con el sol y el tiempo en el interior de este edificio, por su forma circular; la simbología que lo “adorna”; la representación de los cuatro puntos cardinales y cuatro estaciones; las treinta y tres columnas(2), que representan la promesa, la evolución y realización humana; y el eje central del patio mismo, sobre el que gira todo.

Al culminar abajo en el patio del edificio, subimos a la planta superior y dimos siete vueltas para derribar toda fortaleza espiritual que haya sido establecida desde ese lugar.  Esta caminata circular la hicimos con intercesión y con alabanzas, glorificando al Señor y declarando que Jesucristo es el Rey de reyes y el Señor de señores, para la gloria de Dios Padre.

Luego que terminé la crónica hice un breve apéndice sobre la rueda del tiempo o la rueda de la creación.  Pues me sentía impelido así hacerlo.  Intentaba terminar esta crónica; pero venían a mi mente otras referencias y pensamientos, que tuve que dejar para futuras investigaciones.

Luego en posteriores visitas al palacio me he percatado que el cráneo del toro y de la rueda, se usan también en todas las puertas exteriores del palacio, además del uso de las formas geométricas griegas.



La referencia bíblica al símbolo de la rueda de la creación se encuentra en Santiago 3:6; a la rueda del tiempo en Eclesiastés 12:1-7; y las ruedas de Dios o del Espíritu de Dios en Ezequiel. 1:14-21; 10:9-10.  Y también en el inmobiliario del templo de Salomón (que los masones citan frecuentemente) se ve el uso de ruedas (1Rey. 7:27-37), pero no con el mismo significado ni uso que los masones le dan.




Veamos también otras aplicaciones del símbolo de la rueda del sol o del tiempo:


Patio Interior del Palacio de Carlos V, La Al-Hambra, Granada

Notas posteriores a esta Crónica:
(1) El uso del toro con guirnaldas como sacrificio al dios sol (Júpiter o Zeus), lo recibimos durante otra caminata de oración que hicimos en junio del 2009, y la encontramos en Hechos 14:8-13.
(2) El número 33 está representado en la edad de Cristo; pero en el mundo esotérico de las sociedades secretas es usado para indicar las 33 vértebras en la espina dorsal y los 33 grados de evolución o desarrollo iniciático.  Además del dato curioso de alineación cósmica-geográfica que nos dice que el área donde los ríos Tigres y el Éufrates se juntan, y donde para muchos es la locación del Edén, queda exactamente en la latitud 33°30′N, lo que es ahora Irak (Babilonia). Bagdad está en la latitud 33°33′N.  Y recordemos que la alineación del palacio, la fuente y Venus están en dirección norte, en sintonía con la referencia bíblica de Isaías 14:13.


Fuente investigada: 
"Cuando Dios habla", profeta Chuck Pierce, editorial Casa Creación, 2006.
http://www.quintainterior.cl/joomla/tendencias/de-otro-mundo/1892-el-verdadero-significado-del-numero-33






LA PUERTA DE GRANADA: AL-HAMBRA IV

LA PUERTA DE GRANADA: AL-HAMBRA IV
Por Apóstol Daniel Guerrero

INTRODUCCIÓN
Antes de proseguir quisiera detenerme para explicar las razones por la que estoy compartiendo estas experiencias de manera narrativa o al estilo de crónicas:
1.  Quiero que observe la experiencia, que viva lo más que pueda el proceso de intercesión, tanto como yo lo viví y pueda ver que, al igual que usted, no soy nada especial.  Sencillamente soy una persona que primero sigo las instrucciones del Señor y presto atención y me abro a lo que el Espíritu del Señor quiera decirme, mostrarme o revelarme, en la medida que obedezco lo que Él me dice hacer.
2.  Quiero que las experiencias narradas le sirvan de mapa, guía o directriz de experiencias parecidas que usted, como intercesor o profeta, pueda igualmente experimentar y con ellas pueda corroborar que posiblemente lo que está recibiendo o viviendo sea de parte del Señor.
3.  Quiero que aprenda el lenguaje profético del mundo espiritual, de manera que aprenda a ver, oír y discernir en lo que el Espíritu del Señor pueda guiarle a hacer en determinado momento.  Y con ello aprenda también a ver y discernir las obras de las tinieblas para que en el Nombre de Jesús y en el poder de Su Santo Espíritu pueda deshacerlas, hollarlas y derribarlas.
4.  Quiero que aprenda a "caminar en el Espíritu" mientras hace caminata de oración o intercesión profética; que pueda aprender lo que pudiera pasar cuando hacemos una caminata de oración en cualquier lugar o lugares a los que el Señor nos dirija, que pueda aprender que las mayores habilidades que necesitaremos son "ser sensibles a Su voz" y "obedecer sus instrucciones".

Hago esta aclaratoria porque quizás algunos lectores no vean la enseñanza de forma evidente, pero si sigue la línea de lo que vengo relatando y cómo el Señor viene guiándonos y mostrándonos paso a paso lo que Él quiere que hagamos entonces al final podrá tener el cuadro completo.

Si quiere comenzar desde la primera parte de esta experiencia en intercesión profética, haga click aquí.


Crónica del viernes 19 de diciembre del 2008


Después de una semana, volví con Josué para visitar a la fuente de Carlos V y estudiar un poco más el lugar alrededor de la fuente y las edificaciones cercanas de la Al-Hambra.

Y en el camino, cerca del monumento de las capitulaciones dadas por la reina Isabel I, la católica, para la exploraciones de Cristóbal Colón hacia una nueva ruta hacia India, me llamó la atención un mapa de la Al-Hambra; y de manera especial la alineación del Palacio y la fuente de Carlos V.

En la foto a la izquierda podemos notar los dos círculos en el mapa.  El que está en un cuadrante rojo es el palacio y el que está más abajo indica el lugar de la fuente.

Debo señalar que para ese momento no sabía exactamente cómo era el palacio de Carlos V, en la Al-Hambra.  El círculo en el cuadrante me pareció sencillamente una señalización en el mapa, pero no pensé que esa era la figura exacta del palacio. 


 Veamos una vista aérea del complejo: 
Esta posible alineación geográfica fortaleció la hipótesis que los edificios y monumentos dentro del complejo palaciego fueron construidos teniendo muy en cuenta la ubicación de símbolos cósmicos y metafísicos orientados al culto al sol, “culto del poder”; es decir para representar o atraer el poder espiritual o terrenal sobre determinada región, en este caso sobre España y Europa.

Pero después de ver el mapa en el monumento de las Capitulaciones, alcancé a Josué en la fuente y compartí con él mi “descubrimiento”.  Y le mencioné que la hipótesis que teníamos para ese momento, que ese complejo de edificios fue construido tomando en cuenta la trayectoria del sol y los puntos cardinales, no era nada descabellado.  Sin embargo, intuía que hacía falta un tercer punto de referencia circular y en vista que en esa oportunidad habíamos ido antes del atardecer, me coloqué en el centro del escudo en el piso, dando la espalda a la fuente y observé en el cielo que el planeta Venus estaba justo delante de nosotros; y recordé el símbolo del Islam: la Luna creciente y Venus.  Y me pregunté si la luna en su trayectoria celeste se alinearía a la fuente y al palacio en Ramadám.

Esta observación la hice en vista que la Al-Hambra básicamente fue una fortaleza musulmana; pero no así la fuente ni el palacio de Carlos V.  Sin embargo, haciendo esta crónica me topé con una foto que ilustra perfectamente la imagen que tengo, en el supuesto que la hipotética alineación cósmica sea cierta.  Es otro monumento de trasfondo islámico, ubicado en otra ciudad de Andalucía, en Córdoba.

Este monumento también está ubicado sobre la cima de un monte, en la ciudad que una vez fue sede de un poderoso Califato musulmán.  Y observen la ubicación de la Luna y Venus, en perfecta alineación con el castillo-fortaleza.  Esto es lo que estamos por confirmar, en posteriores visitas que hagamos a la Al-Hambra.

El otro astro, igualmente importante, con el que el palacio y la fuente de Carlos V pudieran alinearse es el Sol; y como todos sabemos, desde una perspectiva greco-romana, el Sol siempre es representado como signo del poder.  Y el mismo Señor evidencia esta noción cuando le dice al rey Ciro, por medio de su profeta: “Yo soy Jehová, y ninguno más hay; no hay Dios fuera de mí. Yo te ceñiré, aunque tú no me conociste, para que se sepa desde el nacimiento del sol, y hasta donde se pone, que no hay más que yo; yo Jehová, y ninguno más que yo” (Is. 45:5-6).

Ahora quisiera citar un párrafo descriptivo del palacio de Carlos V, que encontré en el sitio “Legado Andalusí”:
La ciudad de Granada fue la elegida por el emperador Carlos V para pasar la luna de miel, tras su matrimonio en Sevilla con Isabel de Portugal en el año 1526. Prendado de la belleza de los palacios nazaríes de la Alhambra, decidió ampliarlos para convertir esta ciudad en capital imperial. Carlos V encargó el diseño del nuevo Palacio a un hombre de su confianza, el marqués de Mondéjar, gobernador de la Alhambra. Amante del nuevo arte renacentista, el Marqués contrató para las obras al arquitecto Pedro Machuca, quien había trabajado en Italia, y a quien le seguirán en la dirección su hijo Luis y, posteriormente, Juan de Orea. El Palacio se proyectó con dos plazas porticadas, en las fachadas de Poniente y Sur, que nunca fueron realizadas. La disposición del palacio es verdaderamente novedosa para las fechas en que se comenzó a construir. De planta cuadrada -referencia a la materia terrenal-, el espacio central lo configura un patio circular -simbolizando lo divino- donde se ha aplicado rigurosamente el uso de los órdenes -dórico-toscano para el cuerpo bajo, jónico para el superior- en correspondencia con los alzados del muro perimetral, que comunica con las fachadas mediante cuatro zaguanes, uno de ellos de planta elíptica. En los espacios formados en la intersección en planta del círculo y el cuadrado se sitúan las escaleras, a excepción del sector noreste que comunica con la capilla, de planta octogonal.(1)

El subrayado es mío, porque quiero enfatizar que nuestra hipótesis era cierta. Tanto el palacio como la fuente, entre otras edificaciones, fueron construidas con el propósito de representar el poder y dominio espiritual, político y militar del Sacro Imperio Romano-Germánico, del cual Carlos V fue su rey-emperador. Por esa sospecha, planificamos una próxima visita con todo el equipo al palacio de Carlos V, desde donde oraríamos revocando todo pacto o atadura sobre la ciudad.

FUENTE: 
(1) http://www.legadoandalusi.es/legado/contenido/rutas/monumentos/635.htm



ARTÍCULOS RELACIONADOS:









LA PUERTA DE LA AL-HAMBRA

LA PUERTA DE LA AL-HAMBRA: LA PUERTA DE LA JUSTICIA
Por Apóstol Daniel Guerrero

Hago un paréntesis en nuestra crónica del viernes 12 de diciembre del 2008 en  la Puerta de Granada, en la Al-Hambra, para detenerme a contarles mi experiencia junto con mi hijo Josué con la Puerta de la justicia, que queda un poco más arriba de la Fuente de Carlos V, en nuestro camino hacia la fortaleza.


Puerta de la Justicia, La Al-Hambra, Granada
Esta Puerta es parte de la torre sur de la fortaleza y fue construida entre el 1333 al 1353 d.C (siglo XIV), por el rey musulmán Yusuf I.  Está formada por dos arcos; el exterior tiene en su parte superior grabada una mano árabe, la mano de Fátima, cuyos dedos representan los fundamentos de la religión islámica: unidad divina, oración, limosna, ayuno y peregrinación a La Meca; mientras que otros la consideran un amuleto contra el mal de ojo. En el interior, aparece una llave representando el poder que Dios otorgó a Mahoma para abrir y cerrar las puertas del Cielo. En uno de los "Cuentos de la Al-Hambra" se dice que “cuando la mano coja la llave, aparecerán los tesoros ocultos de la Alhambra”.


Lo interesante fue que al pasar por esta Puerta, vino a mi mente la línea "puertas de bronce y cerrojos de hierro", y percibí que era el Espíritu del Señor que quería decirme algo.  No recordaba el pasaje en la Biblia, pero sabía que esa frase era parte de un versículo que tenía que ver con romper o quebrar puertas de bronce y cerrojos de hierro; así que instruí a mi hijo para que oráramos rompiendo toda puerta de las tinieblas que pudiera ser representada en ese lugar.  Y la línea de ese versículo se hacía más fuerte en mi mente y corazón.  Por lo que le dije a mi hijo que cuando llegáramos a casa me recordara buscar en la Biblia ese pasaje.


Después de la conquista de los reyes católicos de la ciudad y por ende de la fortaleza, hicieron colocar arriba de la Puerta interior una imagen de la virgen y el niño Jesús, que es una réplica de una pintura realizada en el 1501, que se encuentra expuesta en el Museo de Bellas Artes.


Cómo podríamos nosotros imaginar que al cruzar esa puerta estábamos pasando de ir a un monte, para entrar a una puerta; y al hacer intercesión en un monte se nos abriría toda una puerta de revelación, de la cual no teníamos la más mínima idea que pudiera existir.


Aquí a la izquierda un detalle de "la mano de Fátima", que representa, como mencionamos arriba, los cinco pilares de la fe musulmana:  unidad divina (un solo Dios), oración (cinco veces al día), limosna, ayuno (en el mes de Ramadán) y peregrinación a La Meca.


“cuando la mano coja la llave, aparecerán los tesoros ocultos de la Alhambra”

La llave "que abre los tesoros de la Al-Hambra" en la Puerta de la justicia; pero la llave que abre las Puertas del cielo y de todo reino en la tierra es la autoridad y el poder que todo discípulo tiene en el Nombre de Jesucristo y Su Palabra dada a todos los que siguen y obedecen:


"Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos" (Mt. 16:19).
"Y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella" (Mt. 16:18).
"Y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos.  En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz" (Gén. 17-18).


Terminamos pues, nuestro segundo recorrido en el monte de la Al-Hambra y sin saberlo, abrimos una Puerta de revelación que nos guiaría a otros montes y a otras puertas; pues así me lo hizo saber el Señor cuando llegué a mi casa y busqué en la Biblia el pasaje que tenía que ver con "puertas de bronce y cerrojos de hierro", que se encuentra en Isaías 45:2-3:


Cerrojo exterior de la Puerta
"Yo iré delante de ti; y enderezaré los lugares torcidos; quebrantaré puertas de bronce, y cerrojos de hierro haré pedazos; y te daré los tesoros escondidos, y los secretos muy guardados, para que sepas que yo soy Jehová, el Dios de Israel, que te pongo nombre".


Y me volvió a recordar los dos pasajes con los que Él me llamó al ministerio: Josué 1:9 y Jeremías 33:3.


Este es el pasaje y la promesa con el que el Señor me llevó a iniciar una tercera etapa de intercesión profética y que, como vamos a ver en próximas entregas, nos ha llevado a orar sobre montes, fortalezas y otras puertas de otras naciones y que nos llevará finalmente a orar en la Puerta de Jerusalén.


Cerrojo interior de la Puerta
Este es el pasaje que dio la razón de ser de este Blog, que el Señor me ordenó abrir, para compartir con intercesores y profetas lo que Él me ha dado, para capacitar a nuevas generaciones de intercesores y adoradores, y dar revelación, sabiduría y conocimiento a los intercesores-profetas para que sus oraciones sean más específicas y efectivas contra toda puerta, obra y fuerza del reino de las tinieblas, lo cual preparará el camino a la Segunda venida de nuestro Señor Jesucristo y Su reino de justicia y paz sobre las naciones.


Y una vez más, el Señor me involucró en una doble misión de participar en la obra misionera o extensión de Su reino mediante la fundación de iglesias en las naciones, y al mismo tiempo, participar en un proceso de intercesión profética que facilitaría el avance de Sus planes y propósitos en las naciones de la tierra.  Ahora entiendo, después de veinte años de ministerio por qué Él me dio dos pasajes y dos promesas cuando me llamó en 1984 al ministerio (Jos. 1:9 y Jer. 33:3), pues Él tenía en mente un doble propósito y misión con este servidor, que luego se ha traducido en un ministerio apostólico-profético, aunque ni yo lo sabía y mucho menos lo quería...


Continuaremos en la Al-Hambra en la próxima entrega...



ARTÍCULOS RELACIONADOS:




LA PUERTA DE GRANADA: LA AL-HAMBRA III

LA PUERTA DE GRANADA: AL-HAMBRA III
Análisis de la Fuente de Carlos V, Parte II
Por Apóstol Daniel Guerrero

Crónica del viernes 12 de diciembre del 2008 (continuación)

En la entrega anterior iniciamos el análisis detallado de la Fuente de Carlos V, que queda cerca de la Puerta de la Justicia y que fue el primer lugar al que el Espíritu del Señor nos guió a interceder.  Es propicio decir aquí, que a partir de esta fuente y de esta puerta, el Señor nos abrió todo un mundo de revelación del cual nosotros no teníamos ni la menor idea que existiera ni tampoco sabíamos adónde nos llevaría.


Y también aprovecho para recordarles que nos expondremos, tanto a la simbología usada por sociedades secretas y esotéricas, así como la simbología que encontramos en la Biblia.  Y podremos observar que el príncipe de este mundo no es otra cosa que un gran imitador y usurpador, un astuto usurpador del lenguaje, simbología y mensaje profético que podemos encontrar en la Palabra de Dios, comunicada por Sus siervos los profetas.

Si quiere iniciar con la primera parte del estudio de la Puerta de Granada puede hacer click aquí.  O si prefiere iniciar en la primera parte del análisis de la Fuente de Carlos V, puede hacer click aquí. 

Si no, prosigamos pues con la lectura de esta crónica de nuestra segunda visita a la Fuente o Pilar de Carlos V...
 
En la fuente  de Carlos V también destacan cinco ángeles que por su posición hacen una figura triangular o piramidal.  Los de la parte superior tienen agarrado un pez cada uno y en los de la parte inferior tienen agarrado un caracol cada uno.  Y en la cima uno con una cara y cuatro alas solamente.
Según lo que el Señor le mostró a Josué los dos ángeles superiores, representan potestades que retienen la pesca o impiden que la gente se convierta a Dios.  
Y los inferiores sosteniendo los caracoles, estamos investigando su significado; pero en la antigüedad los caracoles representaban fertilidad o vida en la mitología greco-romana.  Pero también en la Biblia encontramos que a la "reina del cielo" (representada en la Fuente por la virgen María) se le ofrecían libaciones (ofrendas líquidas, Jer. 44:17, 25).  Y curiosamente, estos ángeles con caracoles están exactamente encima de los escudos dedicados a la virgen María, lo cual veremos más adelante. 

También hay tres “caras”, que representan los espíritus de tres estaciones de cosechas: la del trigo (verano), las flores (primavera) y la de la uva (otoño).  Estas caras también pudieran representar a los tres principales ríos de Granada: Darro, Beiro y Genil; y para otros representan espíritus o a dioses greco-romanos, como por ejemplo, el dios del vino en la mitología griega era Baco.  Todos son masculinos y sus bocas lucen como soplando.  

Y en la fuente hay cinco escudos de armas, El superior es el del rey Carlos V, dos debajo de los ángeles que retienen los peses y dos en los extremos de la base.

Los dos escudos superiores parecen reales, pues ambos tienen coronas en su cúspide.  El de la izquierda parece representar a España (Lorena), pues se observan las columnas de Hércules, el águila sobre el mundo y el lema “Plus Oultra” (Más allá).  En el escudo real de la derecha se observan como dos ramas de rosa unidas por un lazo y en su base como una piedra o globo ardiendo; también tiene un lema que inicia con “Plus”, pero no es totalmente legible (Borgoña).



Los otros dos escudos inferiores, son más sencillos y parecen más confesionales, con frases católicas exaltando a la virgen María; detrás de cada escudo hay un resplandor, como si los escudos estuvieran colocados para proteger el objeto o la imagen que genera dicho resplandor; y no tienen coronas, sino como la parte superior de un trono.  En ambos escudos está la frase: AVE MARIA – GRATIA PLENA, y en los extremos del lazo: BVENA GVIA.  No hay mención alguna a Jesucristo…


Pero estos escudos aunque parecen similares tienen sus ligeras diferencias: en las ondulaciones de los lazos; en el decorado de la cabeza del trono; y en el número de los rayos emanados por el resplandor.  En el de la izquierda el trono tiene cinco pequeñas esferas y en el de la derecha tiene solo tres.  El escudo de la izquierda tiene doce rayos de luz, pero el de la derecha tiene solo diez.


 Y por último, encontramos el símbolo de la ciudad : la Granada, que se encuentra cada una, debajo de los escudos nacionales y regionales, así como debajo de los ángeles que retienen a los peces, alineados en las dos columnas centrales, que sostienen al arco donde se encuentra el escudo del rey emperador Carlos V.

También es evidente el orden cósmico en el diseño de la fuente; pues los ángeles, representando el plano espiritual, se encuentran fuera de las figuras geométricas.  El escudo del rey está en el tercer nivel, sobresaliendo significativamente, pues representa el poder imperial; los otros dos escudos reales ampliamente decorados, en el segundo nivel, representando al poder político-nacional; y por último, el primer nivel, representa más bien el mundo terrenal cotidiano, con sus ramas de intereses religiosos, sociales y económicos, en la ciudad de Granada, o también el poder local.  Y por encima de todos estos niveles de poderes se encuentra el principado, que es un querubín que tiene cuatro alas (Is. 14:12-20).


Dicho lo anterior, ahora observemos la geometría y simbología aplicada en esta Fuente y su similitud con otras edificaciones de poderes o reinos de este mundo.  Pero démosle otro vistazo a la Fuente y luego hagamos las comparaciones...
 
Todos estos lugares o monumentos tienen en común una base rectangular, una cúpula y en su cúspide una figura espiritual; y en su centro tienen ocho columnas y entre la base y la cúpula un triángulo o pirámide.  Y todo el conjunto a su vez realiza una gran forma triangular o piramidal.

Veamos ahora la raíz o la fuente de estas figuras o diseños sagrados...

Y recordemos las palabras que el Señor me dio cuando oramos la primera vez en la Puerta de Granada y que es la razón y propósito de este blog:

"Yo iré delante de ti, y enderezaré los lugares torcidos; quebrantaré puertas de bronce, y cerrojos de hierro haré pedazos; y te daré los tesoros escondidos, y los secretos muy guardados, para que sepas que yo soy Jehová, el Dios de Israel, que te pongo nombre ."
Isaías 45:2

Si quiere proseguir con la Cuarta entrega sobre este tema, haga click aquí.